La terapia antiagregante tras un ictus hemorrágico no eleva las recurrencias

Las personas que sufren un ictus hemorrágico pueden continuar con su terapia antiagregante para prevenir eventos como el infarto de miocardio o el ictus isquémico, según concluye un ensayo clínico cuyos resultados publica The Lancet y The Lancet Neurology.

El estudio, liderado por la Universidad de Edimburgo, en Escocia, incluyó a 537 pacientes que sufrieron una hemorragia cerebral mientras estaban en tratamiento con fármacos como la aspirina o el clopidogrel.

Los pacientes fueron divididos al azar en dos grupos para continuar con los antiplaquetarios o suspenderlos por hasta cinco años.

Los resultados muestran que las personas con antiagregantes experimentaron menos recurrencias que los que no tomaron estos tratamientos: así, 12 personas de los que recibieron la terapia sufrieron una nueva hemorragia cerebral frente a 23 de los que no fueron tratados.

Microsangrados

Mediante resonancia magnética, también se comprobó que los antiagregantes no aumentaron el riego hemorrágico en pacientes que presentaban microsangrados cerebrales.

Aunque los resultados sugieren que los antiagregantes reducen las recurrencias en ictus isquémicos, los autores señalan que son necesarios más estudios que confirmen esta hipótesis.

Fuente: Correo Farmacéutico

/
Copyright © 2019 Dictyapharma. All Rights Reserved.