La píldora en la adolescencia puede aumentar la vulnerabilidad a la depresión en la edad adulta

Las mujeres que tomaron la píldora anticonceptiva durante la adolescencia tienen más probabilidades de desarrollar depresión en la edad adulta, sugiere una nueva investigación de la Universidad de Columbia Británica, en Vancouver (Canadá).

En un estudio publicado en la revista Journal of Child Psychology and Psychiatry, los investigadores encontraron que las usuarias de anticonceptivos orales cuando eran adolescentes presentaban una probabilidad de entre 1,7 y 3 veces mayor de estar clínicamente deprimidas en la edad adulta, en comparación con las mujeres que comenzaron a tomar la píldora cuando eran adultas y las mujeres que nunca habían recibido este método anticonceptivo.

El estudio es el primero en analizar el uso de anticonceptivos orales durante la adolescencia y su relación con la vulnerabilidad a largo plazo de depresión. La depresión es la principal causa de muerte por discapacidad y suicidio en todo el mundo, y las mujeres tienen el doble de probabilidades que los hombres de sufrir depresión en algún momento de sus vidas.

“Nuestros hallazgos sugieren que el uso de anticonceptivos orales durante la adolescencia puede tener un impacto a largo plazo en el riesgo de depresión de una mujer, incluso años después de que deje de usarlos”, afirma Christine Anderl, primera autora del estudio y becaria postdoctoral en Psicología de la citada universidad.

Fases claves del desarrollo cerebral
“La adolescencia es un período importante para el desarrollo del cerebro. Estudios previos en animales han encontrado que manipular las hormonas sexuales, especialmente durante las fases importantes del desarrollo del cerebro, puede influir en el comportamiento posterior de una manera irreversible”, abunda la investigadora.

Los investigadores analizaron datos de una encuesta representativa de la población estadounidense con 1.236 mujeres. Para analizar la posible relación entre anticonceptivos, aislaron el efecto de factores que podrían explicar la relación entre el uso de anticonceptivos orales y el riesgo de depresión como la edad de inicio de la menstruación, la edad de la primera relación sexual y el uso actual de anticonceptivos orales.

Si bien los datos muestran claramente una relación entre el uso de anticonceptivos durante la adolescencia y el aumento del riesgo de depresión en la edad adulta, los investigadores señalan que dada la naturleza del estudio, no se puede demostrar una relación causa-efecto.

Más investigación de cara al futuro
“Millones de mujeres en todo el mundo usan anticonceptivos orales, que son particularmente populares entre las adolescentes”, recuerda Frances Chen, autora principal del estudio y profesora asociada de Psicología de la universidad canadiense. “Si bien creemos firmemente que proporcionar a las mujeres de todas las edades acceso a métodos anticonceptivos eficaces es y debe seguir siendo una importante prioridad de salud mundial, esperamos que nuestros hallazgos promuevan más investigación sobre este tema, así como un diálogo más informado en la toma de decisiones sobre la prescripción de anticonceptivos hormonales a adolescentes “.

Los investigadores están trabajando actualmente en un estudio prospectivo para investigar cómo los cambios hormonales durante la adolescencia pueden afectar las emociones, las interacciones sociales y la salud mental de los adolescentes. Están reclutando a niñas de 13 a 15 años para participar en el estudio, que incluirá una serie de estudios de laboratorio y la recolección de muestras de saliva para medir los niveles hormonales durante tres años.

Fuente: Correo Farmacéutico

/
Copyright © 2019 Dictyapharma. All Rights Reserved.