El riesgo de malaria infantil podría reducirse con un tratamiento farmacológico preventivo

Según un estudio publicado en PLOS Medicine realizado por investigadores de la Universidad de California (EEUU), un tratamiento farmacológico preventivo de un año reduce el riesgo de contraer malaria en niños y no presenta serios efectos secundarios. Los descubrimientos demuestran que el tratamiento prolongado desde los 6 a los 24 meses de edad es seguro y efectivo en niños.

Los investigadores encontraron que una dosis mensual de dihidroartemisinina-piperaquina (DP) era el más efectivo de los tres fármacos contra la malaria. Los otros dos fármacos, la sulfadoxina-pirimetamina (SP) mensual o la trimetoprima-sulfametoxazol (TS) diaria, llevaban más tiempo en uso y en algunas regiones el parásito de la malaria había desarrollado una resistencia a ellos.

Los investigadores realizaron el estudio para determinar si los beneficios del tratamiento eran superiores al riesgo potencial de anemia y otros efectos secundarios de los fármacos.

Comenzando a los 6 meses de edad, 393 niños de Tororo (Uganda) se dividieron en cuatro grupos: dosis mensual de DP, dosis mensual de SP, dosis diaria de TS o un grupo de control que no recibía ningún tratamiento farmacológico preventivo. Las mosquiteras tratadas con insecticida son un soporte para reducir la propagación de la malaria y a todas las familias se les dio una para que las colocasen sobre los niños mientras dormían. A los 24 meses de edad, 352 niños seguían formando parte del estudio.

Los investigadores calcularon los resultados del estudio en términos de una unidad numérica conocida como años persona. En los niños del grupo con DP, hubo 3,02 episodios de malaria por año persona, 5,21 en el grupo con TS, 6,73 en el grupo con SP y 6,95 en el grupo de control. No hubo diferencias entre los grupos en lo referente a índices de anemia u otros efectos secundarios que habían sido asociados con los fármacos utilizados en el estudio.

Los investigadores realizaron un seguimiento de los niños hasta los 3 años de edad y no encontraron diferencias en los índices de malaria entre los grupos. Estos descubrimientos ayudan a disipar las preocupaciones sobre la interferencia de los fármacos en la capacidad infantil de desarrollo de respuesta inmune contra la malaria.

Fuente: Correo Farmacéutico

/
Copyright © 2019 Dictyapharma. Todos los derechos reservados.